Español

Reino Unido inicia los bombardeos en Siria pocas horas después del voto del Parlamento

Pocas horas después del voto favorable del Parlamento, Reino Unido ha llevado a cabo esta madrugada los primeros ataques aéreos en Siria contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Cuatro aviones Tornado de la Royal Air Force (RAF) “efectuaron la primera operación ofensiva en en el cielo de Siria durante la cual se llevaron a cabo ataques”, según ha confirmado un portavoz del ministerio británico de Defensa, que no ha ofrecido detalles sobre los blancos de los ataques de los cuatro Tornado que despegaron de la base de Chipre, donde la RAF dispone de ochos aviones de ese tipo.

Los ataques se llevaron a cabo pocas horas después de que el Parlamento británico autorizara los bombardeos en Siria por 397 votos a favor y 223 en contra, tras un debate marcado por las declaraciones del primer ministro David Cameron acusando de “simpatizantes terroristas” a quienes se opusieron a la iniciativa. La aviación británica ya estaba bombardeando posiciones del EI en Irak, lo que explica la rapidez con la cual entró en acción.

Londres se suma así a Estados Unidos, Francia, Rusia y otros países que combaten al Estado Islámico desde hace ya meses. “Creo que la Cámara ha tomado la decisión correcta para mantener seguro al Reino Unido”, escribió Cameron en Twitter, después de una votación que se produjo tras más de 10 horas de debate parlamentario.

Obama aplaude la medida

El ministro de Relaciones Exteriores del gobierno conservador, Philip Hammond, declaró que el “Reino Unido está más seguro esta noche con la decisión que ha tomado el Parlamento”. También se congratuló el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien señaló en un comunicado que “desde el comienzo de la campaña contra el EI, Reino Unido ha sido uno de nuestros socios más valiosos en el combate”.

“Tenemos que responder a la llamada de nuestros aliados”, rogó Cameron durante el debate, tres semanas después de los atentados de París que dejaron 130 muertos y que fueron reivindicados por la organización Estado Islámico. Muchos diputados usaron su turno para exigir a Cameron que se disculpase por haber tildado de “simpatizantes terroristas” a quienes se oponen a su iniciativa. Estas palabras “degradan el cargo de primer ministro y minan la seriedad de las deliberaciones de hoy”, respondió el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, que dio libertad de voto a su bancada.

El permiso del Parlamento se produce dos años y medio después de que rechazara participar en una acción militar contra el presidente sirio Bachar El-Asad por usar armas químicas contra la población de su país. El discurso más celebrado del debate fue el de Hilary Benn, el responsable de política exterior de los laboristas, que votó a favor de los bombardeos, en contra de su líder. “Lo que sabemos de los fascistas es que hay que derrotarlos, y es por eso, como hemos oído esta noche, los socialistas y los sindicalistas fueron parte de las Brigadas Internacionales que en los años 1930 lucharon contra Franco”, señaló Benn, para añadir que “es por eso que toda la Cámara se alzó contra Hitler y Mussolini. Es por eso que nuestro partido siempre se alzó contra la violación de los derechos humanos y a favor de la justicia, y es por eso que ahora tenemos que enfrentrar a este mal”.

Protesta contra los ataques aéreos en Siria frente al Parlamento de Londres.
Protesta contra los ataques aéreos en Siria frente al Parlamento de Londres. / Efe

Sin embargo, las dudas creadas por las guerras de Irak y Afganistán, en las que el Reino Unido participó a instancias del ex primer ministro laborista Tony Blair, pesaron en el debate. “El fantasma de Irak, Afganistán y Libia planea sobre este debate”, dijo Corbyn, a lo que Cameron respondió que “esto no es 2003. No podemos usar errores pasados para justificar la indiferencia o la pasividad”.

Las dos guerras costaron la vida a más de 600 soldados británicos y hay quien cree que provocaron los atentados de 2005 en Londres. Como el entonces alcalde de la capital británica, Ken Livingstone, que la semana pasada acusó a Blair: “Si no hubiéramos invadido Irak, aquellos cuatro hombres no hubieran matado a 52 londinenses, lo sabemos”.

Una petición que circula por intenet contra la participación británica en los bombardeos llevaba este miércoles más de 170.000 firmas recogidas, y las manifestaciones se han sucedido desde que Cameron convocó al Parlamento para votar. “La gente es reticente a intervenir en otra guerra en Medio Oriente sin saber qué ocurrirá luego”, explicó Ian Bond, responsable de política exterior del Centro de Reforma Europea, un instituto de análisis londinense.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s