Español

Alerta mundial por la bomba de hidrógeno que afirma haber probado el régimen comunista de Corea del Norte 

Las principales potencias mundiales se unieron para rechazar la prueba de la presunta bomba de hidrógeno realizada por el régimen comunista de Corea del Norte, la que provocó un sismo de 5,1 grados en la escala de Richter.

Uno de los primeros en responder fue el gobierno de los Estados Unidos, que prometió dar una respuesta apropiada a cualquier “provocación” de Pyongyang. “Sabemos de actividad sísmica en la península coreana en las cercanías de una conocida instalación de pruebas nucleares de Corea del Norte y hemos visto las afirmaciones de Pyongyang de una prueba nuclear”, dijo el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, Ned Price.

Estamos monitoreando y continuamos evaluando la situación en estrecha coordinación con nuestros socios regionales”, indicó. “Mientras no podemos confirmar en este momento las afirmaciones (de Pyongyang), condenamos cualquier violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y llamamos a Corea del Norte a respetar sus obligaciones y compromisos internacionales”, agregó Price.

Por su parte, la Unión Europea consideró como una “grave violación” de las resoluciones de la ONU y “una amenaza a la paz”. “Si se confirma, esta acción representará una grave violación de [sus] obligaciones internacionales expresadas en numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y una amenaza a la paz y la seguridad en toda la región del noreste asiático”, agregó.
En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, calificó este miércoles de “provocación” y “violación grave” de las resoluciones de la ONU el presunto ensayo de una bomba de hidrógeno por Corea del Norte.

Francia “condenó” el ensayo de bomba de hidrógeno, una “violación inaceptable de las resoluciones del Consejo de Seguridad” de la ONU, y “llama a una reacción fuerte de la comunidad internacional”, anunció el miércoles el Elíseo.

Rusia intentó bajar tension y llamó a la calma a todas las partes implicadas en el conflicto entre las dos Coreas, aunque advirtió que, en caso de confirmarse, será un grave violación de las resoluciones de la ONU. “En esta situación llamamos a todas las partes a mantener la calma y no incurrir en acciones que puedan provocar una incontrolada escalada de tensión en Asia Nororiental”, manifestó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, en un comunicado difundido por Moscú.

Llamó la atención, asimismo, la “firme oposición” de China a la acción norcoreana dada su estrecha relación. Beijing exhortó a Pyongyang a “cumplir su compromiso de desnuclearización y a abstenerse de toda acción que agravaría la situación”, dijo la vocera del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Hua Chunying.

El “evento sísmico” registrado la pasada madrugada en Corea del Norte tuvo la misma intensidad y características que el llevado a cabo en 2013, informó en Viena la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBTO).

“Las características de las señales que hemos observado esta vez son muy congruentes con lo que el mundo vio en 2013 y que fue una prueba nuclear declarada y fue considera como una prueba nuclear”, indicó a los medios Randy Bell, director del centro internacional de datos de la CTBTO, un organismo de la ONU.

La OTAN advirtió que el ensayo nuclear “socava la seguridad regional e internacional”. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, condenó asimismo “el continuo desarrollo por Corea del Norte de programas de armas nucleares y misiles balísticos así como la provocativa y amenazante retórica”.

Por qué la bomba H es mucho peor que cualquier otra conocida

En la industria armamentista existen distintos tipos de bombas atómicas o nucleares. Las primeras que se desarrollaron eran de uranio, y funcionaban a partir de la fisión de núcleos de este elemento químico, mediante el bombardeo de neutrones, para provocar una reacción en cadena.

Los ataques del 6 y 9 de agosto de 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki se realizaron con bombas de uranio. Tuvieron una potencia de 13 kilotones.

Con el tiempo, estas armas se fueron perfeccionando, aumentando su poder de destrucción. El primer avance en este sentido fue la bomba de plutonio. Pero el verdadero salto se produjo con el uso del hidrógeno, la bomba H, también conocida como termonuclear.

A diferencia de las anteriores, no explota a partir de la fisión (escisión) de núcleos, sino de la fusión (unión). Concretamente, de isótopos de hidrógeno. Este proceso requiere una inmensa cantidad de energía, razón por la cual, estas armas incluyen una bomba de fisión que opera como iniciador de la fusión posterior.

La H es tan temida porque su capacidad destructiva la ubica en otro nivel. Ya no se habla de kilotones en este caso, sino de megatones. La primera detonarse exitosamente fue Ivy Mike, el 1 de noviembre de 1952, en las Islas Marshall. La prueba, realizada por Estados Unidos, alcanzó los 10 megatones.

Dos años después, en el mismo lugar, se lanzó Castle Bravo, que llegó a los 15 megatones, la más potente de la historia del país y, hasta ese momento, de la humanidad.

Pero la que rompió todos los récords fue la Bomba del Zar, detonada por la Unión Soviética el 30 de octubre de 1961, en Nueva Zembla. Su poder se calcula en 50 megatones, 3.800 veces más que las que arrasaron con Hiroshima y Nagasaki.

“La primera prueba de bomba de hidrógeno de la República de Norcorea fue realizada con éxito a las 10:00 (01:30 GMT) del 6 de enero de 2016, fundada en la determinación estratégica del Partido de los Trabajadores”, aseguró este miércoles en un comunicado la agencia oficial de noticias Korea Central News Agency.

Según el documento, tuvo una potencia de 250 megatones, cinco veces más que la del Zar. Si fuera cierto este dato, que no fue corroborado por ningún otro país, las consecuencias para la estabilidad mundial serían funestas. La idea de que un régimen tan oscuro como el de Kim Jong-un tenga un poder de destrucción semejante aterra.

Sin embargo, expertos de distintos países tienen serias dudas en la veracidad de esos dichos. Hay muchos puntos a considerar. El principal es que las pruebas nucleares realizadas por Corea del Norte en 2013, que sí fueron corroboradas, tuvieron un poder de sólo 6 kilotones, por debajo de las primeras bombas de uranio. No parece probable que en tres años puedan haber escalado a 250 megatones.

Por eso, muchos creen que el régimen no detonó ningún arma termonuclear, sino una mucho más rudimentaria. Considerando que el viernes es el cumpleaños (probablemente el número 33) de Kim, no sería extraño que ésta sea una maniobra publicitaria más para engrandecer su figura.cn_y90dwuaaxgg531122141111421121111122111211111111121111111111111111111211112

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s